¡Oferta! SAL ROSA DEL HIMALAYA FINA 1Kg Ver más grande

SAL ROSA DEL HIMALAYA FINA 1Kg

Nuevo

.

100% natural

Sin refinar

Sin antiapelmazantes

Sin añadidos de ningún tipo

Apta para cocinar

 

Oferta del Mes por cantidad

1 Unidad-------4,75€

3 o más U.-----4,50€ U.

 

 

La Sal Rosa del Himalaya, es la sal más pura de la tierra y los cristales de sal contienen todos los elementos naturales que encontramos en nuestro organismo.

Más detalles

4,75 € impuestos incl.

Descuentos por volumen

CantidadDescuentoUsted ahorra
3 0,25 € Hasta 0,75 €

Más información

Sal Rosa del Himalaya 100%

 

 

Presentación:  1kg

 

        Normaliza la tensión arterial y aporta minerales de forma natural

 

 

   La Sal, al igual que las grasa, se considera por lo general un alimento dañino especialmente para las personas que padecen hipertensión, insuficiencia renal, viscosidad de la sangre o trastornos metabólicos

 

   Pero en realidad hay que saber diferenciar porque al igual que existen grasas “malas”, como las saturadas, y grasas “buenas” como por ejemplo los omega 3, también existen tipos de sal que pueden perjudicar la salud y otros necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

 

   La sal  que debemos evitar o por lo menos disminuir su ración diaria es la sal común de mesa. Esta sal está constituida por una molécula estable de átomos de sodio y cloro, es muy refinada y por lo tanto está despojada de elementos biológicamente ÚTILES.

 

  En cambio la Sal rosada del Himalaya es un cristal de roca que contiene, además del cloruro de sodio, alrededor de 84 minerales. Estos variados minerales y oligoelementos son los mismos que se encuentran en el plasma de los seres vivos y, siendo de un tamaño muy pequeño, pueden ser asimilados fácilmente por nuestras células. Esta afinidad con los fluidos internos y la sangre beneficia el balance electroquímico y equilibra el PH.

 

   La sal rosada proviene de procesos de evaporación de agua marina ocurridos hace millones de años. Durante este tiempo ha ido madurando bajo una intensa presión tectónica que la ha protegido de la exposición a toxinas e impurezas.

 

   Esta sal rosada del Himalaya se considera un alimento “vivo” y por lo tanto revitalizante. Su pureza llega intacta hasta nuestras mesas ya que, al contrario que la sal refinada, la sal rosada del Himalaya no contiene aditivos. Conserva perfectamente todas sus características sin la necesidad de añadirle los excipientes que generalmente se emplean en la sal común: el bicarbonato sódico para prevenir el cambio de color, el hidróxido de aluminio el apelmazamiento y la dextrosa para evitar la oxidación de yodo, sólo por citar las más perjudiciales.

 

    La sal rosada del Himalaya a diferencia de la sal refinada normaliza los valores de la tensión arterial, favorece una correcta digestión y asimilación de nutrientes y evita la putrefacción intestinal.

 

    En definitiva la sal rosada del Himalaya es un alimento versátil que nos enriquece y nos aporta equilibrio y salud. Indudablemente vale la pena sustituir un alimento perjudicial como la sal refinada por este tipo de sal, concentrado de minerales y pura energía.